Sábado, 15 Diciembre 2012

FESTIVAL POR LA MEMORIA Y LA JUSTICIA EN JOSÉ C. PAZ.

alt

Encuentro por la Memoria y la Justicia en José C. Paz

 

Nota en masenlinea.com

Se realizaron distintas actividades como la lectura de un documento compartido por todos los padres de víctimas, el armado de un árbol navideño adornado con fotos de los chicos/as desaparecidos y además tocaron bandas en vivo.

 Este jueves se realizó en la plaza Manuel Belgrano de José.C.Paz un festival por la memoria de Flavio, Yoni y Maxi quienes murieron en un confuso episodio, atropellados por el tren San Martín y cuyo caso aún hoy luego de un año y nueve meses sigue sin esclarecerse, no hay testigos del hecho que puedan aportar datos. Verónica mamá de Flavio  dijo a Más en línea “es importante concientizar a chicos y papás para tratar de que juntos poder hacer algo, orientarlos para bien; que las personas pierdan el miedo a participar a colaborar en decir que es lo que vieron”.

Acompañando este momento también estaban presentes papás de víctimas de Cromañon, los padres de Lucas Pereyra atropellado el pasado 5 de noviembre por una persona que manejaba alcoholizada  y que todavía está en libertad, sus familiares exigen que se cambie la caratula del caso por homicidio culposo con dolo.

La familia de Carla Milens dijo presente, reclaman por encontrar al culpable del secuestro y asesinato de su hija en Pilar. La mamá de Carla culpa el accionar de distintos funcionarios quienes limpiaron el lugar donde fue hallada Carla por la propia familia, puntualmente denuncian al funcionario de Pilar Castelich, encargado de obras públicas en Pilar, impidiendo que se realicen peritajes y releven datos importantes para que la investigación sobre la muerte de Carla siga encurso.

Las tías de Cristian Palma de 17 años también piden justicia, este caso involucra a un policía federal quien argumenta que Cristian había cometido un ilícito por ello lo persigue y finalmente lo mata disparándole siete balazos, el supuesto delito del que acusa al chico asesinado, hasta el momento no se comprobó y el policía está libre.

Hablamos a su vez con la mamá de Lucrecia Salvas asesinada hace tres años, aún su familia lucha por determinar quien es el culpable, el Estado aportó $75.ooo de recompensa para quien pueda aportar datos a la causa, es clave el testimonio de alguien que haya visto a Lucrecia el día 12 de enero del 2008 aproximadamente a las 22 horas, para cualquier aporte se puede llamar al teléfono 01136449008.

Nilda Gómez mamá de una víctima de Cromañon dijo a Más en línea acerca del evento “es algo que veníamos preparando con todos los familiares de víctimas de la zona o zonas vecinas, tiene que ver con la memoria que uno necesita para que esto no vuelva a ocurrir, la necesidad de abroquelarse, de juntarnos porque solos se van perdiendo los reclamos, podemos unificarlos porque son todos víctimas jóvenes, muertes evitables. Si no se toma conciencia de que esto tiene que parar vamos a ser más las mujeres que nos tengamos que conformar con abrazar una fotos en lugar de nuestros hijos”. Con respecto al caso Marita Verón y a todo lo que logro su mamá Susana Trimarco hasta el momento opinaba: “Siento una profunda admiración por ella por la valentía que tiene y me da muchisimo asco la justicia que tenemos, la impunidad judicial es terrible que un juez haga que el caso Marita Verón pueda quedar impune es terrible es la consagración de la impunidad”.

Leer más...

HACE 8 AÑOS QUE VIVO EN CROMAÑÓN. Carta de Fontanet.

 

Escrito de Patricio Santos Fontanet, lo que está en azul también lo suscribe la mamá de Mariano, lo escrito en rojo es lo que la mamá de Mariano agrega a la carta de Fontanet, lo que quedó en negrita lo suscribe sólo el condenado.

Hace ocho años que vivo en Cromañon. Ocho años de tristeza e incertidumbre.
Han tratado de criminalizar a nuestros hijos, desde los ambiciosos empresarios como Chaban y callejeros. Los han juzgado, ellos los victimarios echándoles la culpa de haber provocado la masacre, a mi persona desde el poder y los medios. Me han juzgado, salvo en el juicio, con el diario del lunes.
Siempre estoy buscando situaciones o sensaciones que me hagan sentir bien y siempre vuelven a mi mente y a mi alma los recuerdos de aquella noche y no me dejan salir ni por un segundo de esa noche en que la ambición de una banda bengalera y un empresario transgresor junto a la corrupción de un gobierno en cabeza de ibarra sostenido por el gobierno nacional, se llevaran de mi lado lo más valioso que tenía, mi hijo, de 20 años, un hijo ejemplar, trabajaba, estudiaba derecho y su único error fue comprar una entrada para ver a la banda de la muerte.
Todo se disfruta o se llora a medias por que me han apuntado con el dedo decidiendo sobre la vida y la muerte, no importándoles nada, con un “chicos se van a portar bien?”, arrancó un show que pudo haber detenido, pero que iba a hacer con todas las bengalas que habían ingresado ellos mismos? Fontanet apuntó a nuestros hijos y los mató, con su AMOR por las bengalas logró decidir sobre la vida y la muerte, y decidió por la muerte, eligió la muerte, escapándose del lugar por una puerta que sólo él y su grupo usaron inquisidor y nunca se me trató como sobreviviente o victima de lo que pasó. No pude hacer mi duelo porque tuve que tener la guardia en alto durante todos estos años, buscando la manera de que se entendiera que el conjunto de irresponsabilidades que llevaron a la muerte joven y evitable, absurda y evitable, fueron producidas por personas físicas, con nombre y apellido, que jamás podrían ser tratadas como víctimas porque fueron ellos con su actuar negligente y ambicioso los que mataron a nuestros hijos.
El dolor extra es el de haber confiado sin firmar un contrato y verme estafado y luego usado como un “perejil”.
El dolor extra, es ver como hoy pequeños fanáticos, niños cuando sucedió Cromañón caigan en las redes de quienes hoy hablan, no porque se van a cumplir 8 años de
la Masacre y les duela la falta de justicia, sino porque tienen miedo de ir a la cárcel, y los apoyen en banderazos o vistiendo las insultantes remeras amarillas.
Esa noche fuimos a actuar sin conocimiento alguno sobre las transformaciones que hicieron de este lugar una trampa mortal para quienes más amamos: nuestras familias y nuestros seguidores; e incluso para nosotros mismos. Esa noche nuestros hijos concurrieron a un recital que se transformó en una trampa mortal. Ese lugar no había tenido cambios, ni había sufrido transformaciones, era el mismo espacio en el que habían tocado la noche anterior, el mismo espacio que ya se había incendiado cuando días antes había tocado “La
25”, el mismo lugar en el que tuvieron que entrar los instrumentos por otro lado, ya que la puerta de emergencia, lugar por el que acostumbraban a entrar los equipos, estaba cerrada con candados y con alambres, no hubo transformaciones, la trampa mortal estaba preparada, sólo que necesitaba que la banda bengalera la llenara de humo y fuego para convertirla en una cámara de gas y así cobrarse la vida de 194 personas.
Sigo teniendo Esperanza… esperanza en que la justicia defina de una vez, este caso y deje firme la sentencia de los 14 condenados, esperanzas de que antes de que se cumplan los 8 años los culpables estén en la cárcel, ÚNICO lugar que les corresponde para pagar por el crimen perpetrado.
Esperanza en que
la Justicia en esta nueva instancia revea el caso y desde la verdad - realidad histórica, espero recuperar mis ansias de vivir y ser feliz. Verdad histórica, Cromañón no fue un accidente, Cromañón es estrago DOLOSO seguido de muerte con cohecho activo, dolo eventual si se quiere, pero DOLO al fin, esa es la verdad que buscamos, porque estamos absolutamente convencidos de que Cromañón no fue un accidente, esa es nuestra VERDAD-REALIDAD HISTÓRICA
Cromañón no sólo me arrancó mi juventud, también me enajenó al punto de pensar que la vida no vale la pena. Me arrancó a mi hijo, un ser lleno de vida que quería vivir y ser feliz, que amaba, que soñaba, que tenía ilusiones, que amaba a su familia y a sus amigos, un ser que vio su vida truncada por Callejeros, Chabán y el resto de los culpables. En muchas ocasiones Cromañón me enajenó, al punto de pensar que la vida no vale la pena, porque no existe nada más difícil que vivir sin ese ser que llevaste nueve meses en tu vientre, y que adoraste y cuidaste dándole lo mejor de vos, enseñándole a ser buena persona y hacerse cargo de sus actos, para que unos ambiciosos que sólo salen a hablar cuando tienen la soga al cuello, hayan despreciado su hermosa vida al punto de arrancánserla de cuajo!!! Dios!!! ¿Cómo podré perdonarlos, si ni siquiera piden perdón?, si sólo intentan zafar, si sólo quieren hacernos creer que no tienen nada que ver?
Por eso es que busco siempre estar fuerte ante todo, para seguir luchando por la verdad, por la justicia, porque los culpables paguen con la cárcel el haber provocado la mayor tragedia no natural de mi país, al que amo profundamente y al que quiero ver mejor, sin corrupción, con empresarios que cuiden a sus seguidores, un país donde nuestros jóvenes puedan ejercer un derecho común, no menor, un derecho constitucional, un derecho humano, que es SALIR A DIVERTIRSE y no perder la vida en el intento.
Por eso es que trato de creer en
la Justicia de mi pais.  Que hoy tiene la oportunidad histórica de hacer justicia, por esta masacre de vidas y sueños… Pais al que amo por sobre todas las cosas.

Leer más...

Para leer y reflexionar, nota en Revista Veintitrés

 

Las pruebas y las dudas.

Por Ernesto Tenembaum.

En pocos días se cumplen ocho años de la tragedia de Cromañón, ocurrida una de las noches más trágicas de la historia argentina. El dato viene a cuento no sólo por la obligación de no olvidar los reiterados episodios en los que la corrupción, la desidia y la avaricia enlutaron al país –este año, sin ir más lejos, el combo mortal se repitió en la masacre de Once– sino además porque en el marco de aquel desastre se produjo un cruce muy parecido a otro que ocurrió esta semana.

Como se sabe, la actitud del entonces presidente Néstor Kirchner respecto de Cromañón fue, por decirlo de alguna manera, ambigua. Durante unos días permaneció en Santa Cruz. Cuando volvió se quejó porque la prensa había destacado su silencio –fue, en rigor, su primera queja contra el periodismo–. Y luego volvió a callar.

Cinco meses después, en mayo, la sociedad recibió indignada la decisión judicial de excarcelar al empresario Omar Chabán, el responsable del local de la tragedia. Una cámara integrada por jueces honestos consideró que no había peligro de fuga ni de reincidencia y que entonces correspondía que Chabán esperara la sentencia en libertad. La sensación era parecida a la de estos días. Incluso hubo algún hecho aislado de violencia. Entonces, Néstor Kirchner habló de nuevo.

Leer más...

Corrientes casi tuvo su Cromañón, hasta que no se tomen medidas concretas para eliminar la connivencia entre funcionarios y empresarios, nuestros chicos siguen corriendo riesgos

 

Santo Tomé casi tuvo su CROMAÑÓN

Luego de la caótica situación ocurrida en el boliche The One Disco el domingo a la madrugada, donde decenas de jóvenes corrieron riesgos gravísimos al arrojarse una bomba de gas pimienta dentro del local. Las versiones y los relatos de jóvenes que estuvieron presentes en el lugar, dejan al descubierto las falencias en el sistema de seguridad y en los controles que deberían haber en algunos lugares específicos y "de riesgo" en esta ciudad, como The One Disco.

De acuerdo al relato en distintos medios de comunicación, un joven decía "el gas lo tiro un milico nuevo (policia de la provincia) porque se había armado una pelea en el baño. Eso hizo que las guainas se empiecen a sentir mal, que empiecen a caerse, muchas caían y le pasaban por arriba porque la gente se desesperaba para salir. Las chicas le sacaban y le dejaban el el piso medio desmayadas, los policías le agarraban y le levantaban atrás de la camioneta y así le llevaban para el hospital, una ambulancia llegó pero en el desastre que pasaba afuera, le tiraron piedras y entonces se fue. Habían muchos chicos de 10, 12 años por ahí chiquitos nose como le dejan entrar..." decía un joven que relataba el infierno que sufrieron cientos de personas el domingo desde las 3:30 de la madrugada hastas las 5:00 donde recién se dispersaron los mas exaltados que destruyeron parte de la fachada del boliche y un móvil policial.

Otra versión indica que la bomba la tiraron jovenes que se encontraban en el lugar y no la policía, situación que no queda muy clara aún.

Solo resta conocer que sansiones se aplicarán a los propietarios de The One Disco dado que no es la primera vez que suceden disturbios en el local, pero ninguno de la magnitud del ocurrido el domingo por la madrugada, también se habla de cierta connivencia entre el municipio local y quienes manejan el boliche por lo que aparentemente nunca se habría sancionado siquiera con multas al lugar.

Cabe señalar que de las decenas de jovenes que salieron del boliche ayudados por otras personas debido a que les resultaba imposible poder respirar normalmente, 20 de ellas en su mayoría mujeres debieron ser internadas en el nosocomio local, por problemas respiratorios.

www.santotome-online.com.ar 

Leer más...